Esto va llegando a su fin…¡menuda penita, con lo bien que lo estamos pasando! 🙁

Ayer no paramos en todo el día, había que aprovechar al máximo cada ratito y disfrutar de esta fresquita aventura.

¡La Colonia se fue de ruta! Con lo exploradores que son, debían conocer el entorno natural que les rodeaba, no podía ser de otra manera. Incluso algunos animalitos de la zona quisieron acompañarlos y disfrutar de su compañía, ¡como molan los patos!. Realizando tantas actividades han descubierto que somos una gran familia con identidad propia, se han adentrado en el mundo de la cabuyería ¿habrán aprendido a atarse los zapatos?, han construido un instrumento musical que nos hará ser la envidia de todo el festival, han descubierto la de cosas chulas que se pueden hacer con nuestro dado personalizado… Incluso hubo tiempo de pasar progresión, ya hay paletas asomando y algún que otro reflejo plateado que se asoma…¡que emoción! Los Consejos de Malak y las Colitas son también dos temas bastante importantes, ¿sabéis donde han tratado estos temas nuestros/as castores? Sí, en el mágico estanque que, además ha aparecido en un sitio super especial. Con tantas emociones y aventuras nuestros/as pequeños/as castores acaban sin pilas así que, como cada noche, un cuento y al saco. Eso si ,menudo cuento chulo el de las sombras chinas.

La Manada tampoco ha parado. Se han convertido en detectives y ¡han conseguido descifrar un importantisimo código! Por si esto fuera poco han tenido que adoptar a los rovers como “hermanos mayores” y juntos han hecho las pulseras más creativas del planeta. La música se adentró en la selva y fue una gran fuente de inspiración para los/as lobatos/as que han conseguido hacer un precioso dibujo colaborativo. Por la noche, para no perder ni un segundo, tuvieron la maravillosa Flor Roja, que en este caso se convirtió en Flor Verde…Sí, la manada ha conseguido hacer fuego verde ¡si es que lo que no consigan estos lobatos/as no lo consigue nadie!. Entre tanta emoción y ajetreo también tenían que tener un momento de silencio y concentración, para ello ha servido el Circulo de Hermano Gris, que contentos están los Viejos Lobos con los resultados obtenidos. Nuestros/as lobatos/as no tienen prejuicios y son conscientes de que se catalogan demasiado los juguetes niño-niña, han sacado muy buenas conclusiones del debate que han realizado. No podían olvidarse de la progresión y sí, en la selva también hay noticias fresquitas sobre alguna que otra huella que evoluciona.

La Tropa empezó haciendo su maravilloso taller de amigo invisible que acabo con unos cuantos bailoteos de zumba, ¡Estos/as troperos/as son unos/as fiesteros/as! Por la tarde tuvieron tiempo para asamblea de patrullas y como todos sabemos no hay nada mejor para hacer piña que… ¡jugar! y nuestros/as troperos/as lo saben así que no se hable más. Ya que han conseguido hacer equipo es todo más fácil y lo han demostrado, ya están en plena ¡fase de planificación de su aventura! Además, han hecho dinámicas de resolución de conflictos y se han puesto en los zapatos de personas con otras realidades. Han conseguido construir un puente de colaboración, esta tropa viene pisando fuerte. La progresión personal es muy importante para nuestra tropa por lo que también han decidido trabajarla a fondo durante este campamento.

La Unidad llegó ayer al campamento después de su dura ruta y sus baños relajantes en el SPA. Sí, habéis leído bien nuestros/as escultas han estado en un SPA. Esta gente si que sabe, es que claro, después de la ruta y del duro trabajo de conseguir más de 200 juguetes por el pueblo para las asociaciones benéficas tenían que tener una recompensa y ¡menuda recompensa! Esta Unidad va a tope, están aprendiendo que el trabajo tiene recompensa y con el trabajazo que han hecho durante el trimestre están teniendo el campamento de ensueño que se merecen. Una vez que han llegado a la zona de acampada tampoco han parado, están volcados/as en la progresión personal e incluso han planificado ya los objetivos del segundo trimestre…se nota que se están haciendo mayores y responsables. Aunque, para no perder las buenas costumbres, lo han dado todo jugando a un “Atrapa la bandera”. ¡Escultas tenían que ser! <3

El Clan estuvo de ruta en Cacin. La ruta fue dura pero mereció la pena, ¡había puentes colgantes! Como todavía tenían energía cuando llegaron estuvieron jugando con los niños del pueblo y acompañaron a personas mayores dependientes, haciendo un servicio con asuntos sociales. Como estos rovers tienen pilas para rato, en el campamento no han parado, han tenido actividades sobre el conocimiento y sobre las relaciones personales en el entorno más cercano, menudas reflexiones han sacado sobre las prioridades. ¡Este Clan apunta maneras! Por si fuera poco, ya se han empezado a adentrar en la empresa de clan ¿no tenéis curiosidad por saber que tendrán en mente nuestros rovers?

Por si todo esto fuera poco, esta mañana ha tenido lugar el Gran Juego de Grupo. Y sí, ¡han conseguido arrancar el tren transiberiano! Todos/as tenían una misión importantisima, el trabajo en equipo ha hecho que, incluso con alguno que otro intento de sabotaje, todo fuera sobre ruedas ¡y nunca mejor dicho!.

Como colofon final del día ha tenido lugar la maravillosa Velada de Campamento, que buenos son estos ratitos entre grandes y pequeños, como nos gusta reirnos y disfrutar del calorcito humano.

Mañana volvemos a casa así que vamos a disfrutar de la ultima noche del año dentro del saco, rodeados de nuestra familia blaquiazul.

Buena caza y largas lunas, un apretón de zurda.